Los efectos de estos químicos sobre nuestra salud son casi imposibles de estudiar. Por eso son constantemente reevaludados. El clorpirifós, por ejemplo, es un insecticida de amplio uso que se prohibió en el 2019 por ser potencialmente peligroso. Y este llevaba siendo usado durante medio siglo en la mayoría de nuestros cultivos. 

Tu salud agradecerá el producto ecológico ya que te alimentarás de productos: