Antes de que la utilización de productos químicos reinara en nuestros cultivos, la agricultura se basaba en aprovechar lo que la naturaleza nos ofrecía, respetando el complejo equilibrio en el que esta se basa.

Hace más de 50 años, durante la llamada “revolución verde” se alcanzó el objetivo de aumentar el rendimiento en la producción de

ACTUALIDAD

¿Cómo afectan los plásticos al medio ambiente?

Parece que vivir sin plásticos sea imposible, ¡pero piensa que tan sólo hace 100 años que los utilizamos!
En realidad, el verdadero enemigo del medio ambiente no es el plástico, sino el plástico de un sólo uso, las bolsas y envases que han inundado nuestro día a día. Cerca del 40% del plástico es producido para realizar envases y bolsas de plástico que, por supuesto, tan solo lo usamos por unos minutos.
 Al año se producen cerca de 100 millones de toneladas de plástico, y de estas, llegan a los mares y océanos el equivalente a 1.200 veces el peso de la Torre Eiffel. Utilizar masivamente un material tan duradero para objetos desechables es un error con graves consecuencias a nivel global.  Aunque es difícil entender la magnitud del problema ambiental que suponen los residuos plásticos, una cosa sí está clara: la dinámica de uso de plásticos actual no es sostenible. Y te preguntarás… ¿Pero qué puedo hacer al respecto? 

Cómo evitar el plástico en tu día a día

En nuestra vida cotidiana evitar el consumo de plástico de un solo uso es difícil, pero no imposible. Te puede facilitar mucho la vida encontrar plataformas de venta que eviten el plástico, como Medialibra
 Es interesante tener en cuenta que el mercado se adapta a nuestras demandas como consumidores, y ahí reside nuestro poder. Aunque es cierto que hoy en día es complicado encontrar tiendas sin plásticos, es importante apoyar las tiendas que existen, para que más como ellas surjan ante la oportunidad económica. 

 Otra buena forma de ahorrarte envases innecesarios es hacer la compra en el mercado y llevarte tus propios tuppers y bolsas de casa. Además, si compras alimentos de proximidad ahorrarás plásticos en el proceso de transporte.

¿Por qué deberíamos comprometernos a no usar tanto plástico?

La fácil dispersión y el lento proceso de degradación del plástico lo convierten en el enemigo número uno de los ecosistemas: una botella de plástico tarda unos 500 años en descomponerse.  Una vez que el plástico llega al medio ambiente, en forma de macro o microplásticos, filtra aditivos tóxicos y concentra toxinas que ya se encuentran en el ambiente.  Estos tóxicos y microplásticos se acumulan en las cadenas alimentarias terrestres y acuáticas, viajando desde los suelos agrícolas y el suministro de agua, hasta llegar a los humanos, peces, plantas, insectos, etc. Estos tóxicos comprometen la salud de los seres vivos a lo largo de toda la cadena alimentaria y desequilibran los ecosistemas.  Un ecosistema desequilibrado es peligroso, porque en muchos casos deriva en plagas, virus, y falta de recursos.  También te puede interesar este artículo, 0 plásticos: protege tu salud  La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte de los peligros de los plásticos para la salud humana declarando que la disrupción endocrina (uno de los efectos del plástico) es una crisis global.   ¿Si los plásticos de un solo uso son tan peligrosos, por qué no se reciclan más plásticos? ¿Cómo puede ser que la solución del reciclado como estrategia para disminuir el plástico no esté funcionando?   La respuesta más simple es la rentabilidad. El bajo precio del plástico virgen, comparado con los costes fijos de recogida, separación y reprocesado del plástico reciclado, hace que mayormente no salga rentable reciclar. En parte, esto se debe a que la gran mayoría de plásticos no están diseñados para ser reciclados (etiquetas difíciles de separar, varios tipos de plástico en un mismo envase…).   Según PlasticsEurope, en el 2019 en Europa se recicló el 31,1 % de los residuos. Pero tristemente estos porcentajes se deben valorar con cautela, porque gran parte de estos residuos “reciclados” son exportados a otros países como Malasia o China donde se abandonan como basura o se incineran.  Por eso, desde Medialibra queremos animarte a intentar reducir tus residuos plásticos, proporcionándote alternativas alimentarias sin plásticos e información para que conozcas los impactos de tus compras.

Compártelo en

Siguiente post

Sostenibilidad